Nos sumamos a la red de Destinos Turísticos Inteligentes (DTI)

Nuestra apuesta constante por aplicar las nuevas tecnologías al patrimonio y al turismo, para facilitar su sostenibilidad, ha sido la clave para de nuestra admisión en la red de Destinos Turísticos Inteligentes (DTI), de la que forman parte cerca de 150 integrantes, entre destinos, instituciones y empresas colaboradoras.

“Siempre hemos apostado por un turismo sostenible, respetuoso con el entorno, que sea beneficioso tanto para el viajero como para los habitantes del destino”, recuerda Víctor Álvarez, director de nuestra área de Turismo y Cultura, quien se muestra satisfecho por la inclusión de la Fundación en la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (DTI).

“Creemos que tenemos mucho que aportar, por la experiencia de nuestra agencia Cultur Viajes y por los años que llevamos trabajando con nuestro sistema de monitorización MHS, en la aplicación de las nuevas tecnologías para mejorar la conservación del patrimonio y la gestión de destinos turísticos culturales”, agrega.

De hecho, actualmente, aportamos nuestra experiencia a distintos proyectos europeos vinculados al turismo como Discover Duero Douro, que busca mejorar el posicionamiento del Duero como destino turístico de excelencia;  Napoctep, orientado a diseñar rutas en torno a la figura de Napoleón; Impatour, cuyo reto es transformar el turismo cultural en verdadero eje de desarrollo territorial u otros como BODAH o Herit-data que se basan en la aplicación de las nuevas tecnologías para garantizar la sostenibilidad del turismo.

“También participamos en iniciativas como Cáceres Patrimonio Inteligente que trabajan en el mismo sentido: mejorar la gestión de la ciudad, favoreciendo la conservación de su patrimonio y apostando por un turismo sostenible y respetuoso con el entorno”, comenta Álvarez.

 

Destinos Turísticos Inteligentes

Pero, ¿qué es exactamente un Destino Turístico Inteligente? La propia red lo define como “un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno, incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente”.

La admisión en la Red de Destinos Turísticos Inteligentes nos permitirá seguir compartiendo experiencias en la aplicación de nuevas tecnologías o en el diseño de recorridos con el resto de entidades y destinos participantes. “Sin duda, para nosotros es una oportunidad para dar a conocer nuestro trabajo y para seguir aprendido y mejorando”, concluye Álvarez.