Dos de cada tres Industrias Culturales y Creativas de Castilla y León indican que la crisis del coronavirus ha reducido sus ingresos en un 75%

Dentro del proyecto IBERRICC GLOBAL, en el que participamos, hemos realizado una encuesta a pequeñas y medianas empresas del sector cultural de Castilla y León para conocer cómo les ha afectado el COVID-19 y establecer posibles estrategias de futuro.

 

Cerca de un centenar de Industrias Culturales y Creativas de Castilla y León han participado en este sondeo online. Pequeñas y medianas empresas agrupadas en las siguientes actividades: fotografía y vídeo; diseño y moda; teatro, música y danza; así como museos, gestión del patrimonio y de la cultura.

“El estudio busca ser una fotografía del sector para conocer cómo les ha afectado la pandemia, y también para reflexionar sobre el futuro tras el duro impacto del coronavirus”, explica Álvaro Retortillo Osuna, nuestro director corporativo de Desarrollo. 

 


Pérdidas del 75%

Si bien un 50% de las empresas encuestadas han podido optar por el teletrabajo, lo cierto es que el factor presencial es clave para este sector. No en vano, el 78,5% reconoce que, debido a las restricciones contempladas en el RD de Estado de Alarma, no ha podido desarrollar su actividad económica y comercial con normalidad, provocando así cancelación de pedidos y reducción de ingresos de más de un 75%. 

 

Sin eventos y sin oportunidades

Además, la cancelación de ferias, salones y congresos profesionales ha provocado también una pérdida adicional de oportunidades de negocio, según admite un 69% de las industrias culturales creativas encuestadas.  
 

“El impacto de la crisis sobre el sector es muy grande; aunque se advierten diferencias por subsectores, ya que aquellos que se basan más en el componente digital están viviendo la crisis de una manera diferente”, agrega Luis Sánchez Ruano,  director de Ibericc Global en la Fundación. 

 

Transformación tecnológica

El 50% de las ICCs de la región reconoce que el impacto de la crisis será moderado y que su negocio tendrá problemas, pero seguirá funcionando. “La apuesta por la digitalización y la innovación parecen obligadas, y para ello es necesario que estos componentes estén más presentes en las estrategias de las empresas, y que se dedique más tiempo a la formación y a la adquisición de habilidades”, especifica el informe elaborado tras la encuesta, y presentado durante una charla online.

 

 

Nuevas ideas e internacionalización

El componente creativo del sector queda reflejado en este dato: el 60% de las ICCs ha aprovechado el parón de actividad para la creación de nuevas ideas y productos; aunque es llamativo que solo un 26% haya dedicado tiempo al análisis del mercado y de la competencia. 

En este contexto de incertidumbre, las ICCs de Castilla y León no ven la  internacionalización como una opción prioritaria. “No obstante, es conveniente que estudien mejor el mercado y que exploren las posibilidades que brinda la internacionalización, ya que en la crisis de 2008 fue la salvación de muchas empresas en otros sectores”, advierte Luis Sánchez Ruano.

 

Apoyo público

Existe un alto grado de acuerdo de las empresas sobre la digitalización de las pautas de consumo de los clientes y sobre la necesidad de desarrollar nuevos modelos de negocio. Pero se advierte escepticismo sobre el apoyo de la administración pública. “La importancia estratégica de las Industrias Culturales Creativas en la región,  con más de 5.000 empresas, empleando a alrededor de 20.000 personas, requiere de un compromiso público, así como  nuevas fórmulas de colaboración para superar esta crisis”, concluye Retortillo Osuna.

 

Descarga aquí el informe completo