Cinco motivos para sumarte a nuestra red de Amigos del Patrimonio

La generosidad es una actitud que no entiende de fechas ni calendarios; si bien es cierto que, ahora, hacia final del año y con la Navidad llamando a la puerta, parece que se nos acrecienta la necesidad de pensar en los demás. Es el momento de juntarnos, de compartir, de regalar… pero, ¿y si este año regalamos algo distinto? Por ejemplo, tu ayuda para conservar nuestro Patrimonio Cultural. Tu granito de arena para recuperar nuestro legado y regalar un futuro a las generaciones venideras. Piénsalo… ¡Y hazte Amigo del Patrimonio!

En la Fundación Santa María la Real llevamos años tejiendo una red de amigos comprometidos con el patrimonio y la cultura. Personas, empresas y entidades que, con su apoyo, nos ayudan a seguir investigando, conservando y difundiendo nuestro legado. Pequeños y grandes mecenas que respaldan muestro trabajo, reconstruyen futuro y nos ayudan a generar desarrollo, llenando de vida y actividad las “viejas piedras” que pueblan nuestro entorno.

Si aún no te has sumado a nuestra red, en este pequeño artículo, vamos a ofrecerte 5 razones para hacerte Amigo del Patrimonio y acompañarnos en esta maravillosa aventura…

 

Visita monasterio de Armedilla

 

1. Demostrarás con hechos tu compromiso con el patrimonio

Con una pequeña aportación, a partir de 50 euros anuales, podrás contribuir y apoyar nuestros proyectos y actividades no solo de conservación y restauración, sino también aquellos que apuestan por un turismo sostenible e inclusivo, capaz de llenar de vida nuestros bienes patrimoniales y con ello generar desarrollo, empleo y riqueza en los territorios.

 

Limpieza Fachada Occidental, Catedral Ávila

 

2. Más de medio millar de intervenciones en bienes patrimoniales 

Con la suma de pequeñas ayudas como la tuya hemos conseguido algo muy grande. Ya hemos intervenido en más de medio millar de bienes patrimoniales. Desde la Fachada Rica de la Universidad de Salamanca a la pequeña iglesia rupestre de Olleros del Pisuerga, el castillo de Castrojeriz o el Sepulcro de San Vicente de Ávila; consulta algunas de nuestras intervenciones aquí.

 

 

3. Investigación, difusión, educación

Además, no solo apoyarás la conservación de los bienes patrimoniales, como castillos, iglesias, villas, retablos o artesonados; sino que también contribuirás a su investigación y difusión, fomentando la educación patrimonial y apostamos por llenarlos de vida.

 

 

4. El Patrimonio, una cuestión de todos

El patrimonio es una cuestión de todos y apoyando su conservación también apoyas la cultura y el trabajo de artesanos, historiadores, restauradores, arquitectos, arqueólogos, artistas o músicos, entre otros profesionales. 

 

 

5. Ley de Mecenazgo

Por último, pero no por ello menos importante, recordarte que la Ley de Mecenazgo 49/2002 recompensa tu labor como mecenas. ¿Cómo? Permitiéndote que, si contribuyes con una aportación de 150 euros, puedas deducirte el 75% de la cuota en tu IRPF. Es decir, aunque tu donación sea de 150 euros, el coste real para ti es de 37,5 euros.

 

Vista de la portada del número 68 de la revista Patrimonio

 

Una única tarjeta, múltiples posibilidades

Y ya no es solo todo lo tú que nos ofreces al colaborar con nosotros, sino lo mucho que tu recibirás por tu gesto solidario. Si te sumas a nuestra red de Amigos, recibirás en tu casa la revista ‘Patrimonio’ y te informaremos puntualmente de todas nuestras actividades. Además, disfrutarás de manera especial de nuestras publicaciones y maquetas y podrás acceder con mayor facilidad a nuestros cursos y viajes, así como al centro expositivo ROM.

Por si fuera poco, tendrás acceso gratuito a buena parte de la red de Museos de Castilla y León y disfrutarás de una tarifa reducida en el acceso a otros museos y centros culturales; y, por supuesto, accederás a todos los descuentos y ventajas con las que te premian algunas de nuestras empresas asociadas y entidades colaboradoras.

 

¿A qué esperas? ¡Sumáte a nuestra red de Amigos del Patrimonio!